History
Icon-add-to-playlist Icon-download Icon-drawer-up
Share this ... ×
...
By ...
Embed:
Copy
Facebook Twitter Rss
Daniel Ramos' Podcast
Give it a listen!
Category: Religion & Spirituality
Location: Canaan, Ct
Followers (635)
Currently following. Unfollow
Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto Image_nophoto
100x100_13038810
Productor de radio y Televisión. Cantante, evangelista, comunicador social. Anhela llevar el mensaje de Cristo a todo el mundo.


by Daniel Ramos
x
take it with you
Iphone5s_trans go mobile with Podomatic's new iPhone app.
don't have an iPhone? no problem »
x
loading results... Loader
loading results... Loader
x
No results found.
April 18, 2019 10:00 AM PDT

VOLANDO ALTO

Devoción Matutina para Jóvenes 2019

Narrado por: Daniel Ramos

Desde: Connecticut, Estados Unidos

Una cortesía de DR'Ministries y Canaan Seventh-Day Adventist Church

Escríbenos a: jovenes@appdevocionmatutina.com

 

19 DE ABRIL

AMOR

Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. Juan 20:26, 27.

En la tumba de José de Arimatea estaba el cadáver de Jesús, sellado el sepulcro y custodiado por una guardia. Pero al tercer día un ángel descendió y gritó con ecos de alcance universal: “Jesús, tu Padre te llama”, y el Redentor resucito. Pasó de la plena inconsciencia a una vida eterna sin sujeción al tiempo y al espacio, pues “Cristo, una vez resucitado de entre los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él” (Rom. 6:9, RV15).

La resurrección se había consumado y había que gritarlo al mundo. La primera que lo gritó fue María Magdalena. Esa mujer fue la más privilegiada de los discípulos. Ese privilegio fue la recompensa a su fe y a su amor. Ella había seguido a Jesús desde que la liberó de siete demonios. Cuando los demás creían que el Maestro iba a asaltar el poder, ella lo ungió para la sepultura. Ella, que no era teóloga ni miembro del privilegiado grupo de los doce discípulos, entendía mejor el plan de su Maestro. Ella escuchó y creyó. No vacilo a pesar de que la revelación contradecía lo que les habían dicho los rabinos acerca del Mesías. Si Jesús lo decía así, debería ser.

Cuando se enteró de que el Maestro había sido apresado, juzgado y torturado, cuando lo vio llevar su cruz camino del Calvario, ella lo siguió, presa de angustia. Ahora María andaba gritando por todas partes que su Redentor había resucitado, que la tumba era un enemigo vencido, que la muerte no era más el espantapájaros de la viña de Dios.

María oyó y creyó. Y después vio. Oyó su promesa de victoria, su palabra de amor. Vio a su Salvador resucitado. Lo vio glorificado. Vio sus heridas, pero también su sonrisa. Vio en su mirada la beatitud de Dios y el fulgor de una vida infinita.

No hace falta tener doctorados en Teología ni ser un adventista de cuarta generación; basta con escuchar la Palabra y creer, aunque hace unos días hayas salido del callejón o de la pandilla. Si amas a Jesús, lo verás.

April 18, 2019 10:00 AM PDT

NUESTRA ESPERANZA

Devoción Matutina Para Adultos 2019

Narrado por: Merari Medina

Desde: New York, Estados Unidos

Una cortesía de DR'Ministries y Canaan Seventh-Day Adventist Church

Escríbenos a: adultos@appdevocionmatutina.com

 

19 DE ABRIL

PRUEBA DE AMOR

"Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, ya este crucificado" (1 Corintios 2:2).

 

La Cruz es el puente que Dios construyó entre el cielo y la Tierra, el cual pavimentó nuestro camino de regreso al hogar. Con palabras inspiradas, Elena de White nos asegura, refiriéndose a la Cruz: "De ella depende toda nuestra esperanza" (Los hechos de los apóstoles, p. 173). Ante la complejidad religiosa de Corinto, Pablo decidió "no saber [...] cosa alguna sino a Jesucristo crucificado" (1 Cor. 2:2). Y, para ti, ¿cuál es la importancia de la Cruz?

El impacto de la Cruz sobre los primeros cristianos fue tremendo, y en la actualidad se ve no simplemente como un hecho histórico, sino como un agente transformador. Es suficiente con observar que el 25 % del contenido de los evangelios está dedicado a presentar la muerte de Cristo. Si el resto de su vida se contara con los mismos detalles, necesitaríamos por lo menos 8,400 páginas. También su muerte es recordada hasta hoy por dos de las principales ceremonias cristianas: la Santa Cena y el bautismo. Además, ya en el siglo II, la cruz se convirtió en el símbolo principal de los cristianos.

¡La reacción de los discípulos fue impresionante! Perdieron el miedo, no midieron las consecuencias y se entregaron completamente en respuesta a esa prueba de amor. Pedro fue crucificado cabeza abajo a los 75 años, Santiago fue decapitado, Andrés fue crucificado, Mateo fue asesinado a espada, Felipe fue ahorcado, Tomás fue atravesado por una lanza y Marcos fue arrastrado por las calles de Alejandría. Ante la Cruz, el miedo fue sustituido por la osadía para cumplir la misión. El ejemplo de sacrificio por la fidelidad también fue seguido por Lucas, quien murió ahorcado. Esteban fue apedreado; y Pablo, decapitado.

El amor verdadero no se releva solo con palabras, sino que se prueba con actitudes. Por eso, Dios fue más allá de las declaraciones de amor, cuando "el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros" (Juan 1:14). Él "ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (3:16). Ante estas expresiones tan claras, ¿cuál es la prueba de tu amor a Dios?

Frente a la Cruz, nuestra mejor respuesta es reconocer que no somos nada, pero que Dios es todo; que es necesario abandonar el engaño de la perfección egocéntrica para abrazar el poder de la gracia; que debemos renovar la confianza en que Dios no renunciará a nuestra salvación, y transformará nuestra condición; que debemos tener prisa al compartir el mensaje del Salvador que murió, a fin de preparar el camino para el Rey que viene.

April 17, 2019 10:00 AM PDT

NOTAS DE ELENA

Material complementario de la escuela Sabática para adultos

Narrado por: Patty Cuyan

Desde: California, USA

Una cortesía de DR'Ministries y Canaan Seventh-Day Adventist Church

Escríbenos a: patty.cuyan@gmail.com

 

18 DE ABRIL

PREPARACIÓN PARA LA MUERTE

[E]l carácter que adquiráis durante el tiempo de gracia será el carácter que tendréis cuando venga Cristo. Si queréis ser santos en el cielo, debéis ser santos primero en Ia tierra. Lo rasgos de carácter que cultivéis en Ia vida no serán cambiados por Ia muerte ni por Ia resurrección. Saldréis de Ia tumba con Ia misma disposición que manifestasteis en vuestro hogar y en Ia sociedad. Jesús no cambia nuestro carácter al venir. La obra de transformación debe hacerse ahora. Nuestra vida diaria determina nuestro destino (EI hogar cristiano, p. 12).

Cuando vi a mi esposo exhalar el último suspiro, sentí que Jesús era más precioso para mí que en ningún momento anterior de mi vida... cuando aquel sobre el cual se habían apoyado mis grandes afectos, aquel con quien había trabajado por 35 años, me fue arrebatado, pude poner mis manos sobre sus ojos y decir: "Te encomiendo mi tesoro, oh Señor, hasta la mañana de Ia resurrección" ...

A veces me parecía que no podría soportar Ia muerte de mi esposo. Pero estas palabras parecían impresionar mi mente: "Estad quietos, y conoced que yo soy Dios". Salmos 46:10. Siento hondamente la perdida, pero no me atrevo a entregarme a una congoja inútil. Esto no traería de regreso al muerto. Y no soy tan egoísta que, aunque pudiera hacerlo, lo sacara de su pacifico sueño para que de nuevo se empeñara en las batallas de la vida. Como un cansado guerrero, se acostó a descansar. Miraré con placer su Iugar de reposo. La mejor manera en que yo y mis hijos podemos honrar Ia memoria del que ha caído es asumir Ia obra que el dejó y, con el poder de Jesús, llevarla hasta su terminación. Estaremos agradecidos por los años de utilidad que se nos han concedido; y por causa de mi esposo, y por causa de Cristo, aprenderemos de su muerte una lección que nunca olvidaremos. Permitiremos que esta aflicción nos haga más bondadosos y amables, más tolerantes, pacientes considerados hacia los que viven (Notas biográficas de Elena G. de White, pp. 179, 280).

La obra pública de David estaba por terminar. Sabía que moriría pronto, y no dejó en desorden sus asuntos, lo que hubiera perturbado el ánimo de su hijo, sino que mientras tuvo suficiente vigor físico y mental arregló los asuntos de su reino, aun los más pequeños ... AI arreglar sus asuntos David dio un buen ejemplo a todos los de edad avanzada, para que dispongan de sus asuntos mientras son capaces de hacerlo, de modo que cuando se acerquen a Ia muerte y disminuyan sus facultades mentales no haya nada material que aparte su mente de Dios (Comentarios de Elena G. de White en Comentario bíblico adventista del Séptimo día, t. 2, pp. 1018, 1019).

April 17, 2019 10:00 AM PDT

PREGUNTAS GRANDES Y PEQUEÑAS

Devoción Matutina Para Menores 2019

Narrado por: Linda Rumrrill

Desde: Gran Canaria, España

Una cortesía de DR'Ministries y Canaan Seventh-D7ay Adventist Church

Escríbenos a: menores@appdevocionmatutina.com

 

18 DE ABRIL

¿QUÉ ERA UN SOLDADITO DE PLOMO?

«No depende del ejército, ni de la fuerza, sino de mi Espíritu, dice el Señor todopoderoso». Zacarías 4:6

¿Has oído hablar alguna vez de los soldaditos de plomo? A lo mejor tus abuelos tienen alguno, o tu papá. Durante un tiempo, eran muy populares entre los niños; eran los juguetes favoritos de muchos varones de tu edad. Hoy, los soldaditos de juguete son de plástico, y con ellos se forman ejércitos para jugar a la guerra. Aunque déjame decirte una cosa: las guerras no son nada divertidas. Son un asunto muy serio.

Cuando el rey David organizaba sus campañas militares, lo primero que hacía no era pensar en estrategias para la batalla. Lo primero que hacía era buscar la dirección de Dios, para que Dios le diera la victoria. «Así pues, el Señor le daba la victoria a David por dondequiera que iba» (1 Crónicas 18:6). Así fue que, durante su reinado y el de su hijo, muchos pueblos enemigos fueron derrotados por su ejército. De las victorias adquirían escudos de oro, objetos de bronce y de plata, y el rey David los entregaba a los sacerdotes para que hicieran utensilios para el templo (1 Crónicas 18:8).

A veces, en la vida, uno tiene que pelear batallas que, aunque no son con soldados y ejércitos, sí requieren fuerza, valentía y decisión. Pídele hoy a Jesús que te ayude a obtener la victoria. Porque «no depende del ejército, ni de la fuerza, sino de mi Espíritu, dice el Señor todopoderoso» (Zacarías 4:6).

Desafío: Dibuja un soldado y debajo escribe este hermoso versículo.

April 17, 2019 10:00 AM PDT

PASAPORTE A LA AVENTURA

Devoción Matutina Para Adolescentes 2019

Narrado por: Elvin Orozco

Desde: Costa Rica

Una cortesía de DR'Ministries y Canaan Seventh-Day Adventist Church

Escríbenos a: adolescentes@appdevocionmatutina.com

 

25 DE ABRIL

EL ASCENSO FACIL

Como un pastor que cuida su rebaño, recoge los corderos en sus brazos; los lleva junto a su pecho, y guía con cuidado a las recién paridas. Isaías 40:11, NVI.

Cuando mis hijos tenían dos y cuatro años, tomamos unas vacaciones en Hawái. Mientras estábamos allí, decidimos escalar el Monumento Estatal Diamond Head. Este monumento es un cono volcánico cuya cima forma la figura de un cráter. El borde tiene una vista de la ciudad de Honolulu y de la playa de Waikiki. Un túnel nos llevó hasta el centro del cráter, donde estacionamos nuestro automóvil. Desde allí comenzamos nuestro ascenso por el interior del cráter. Habíamos oído que la vista desde arriba era maravillosa, y estábamos resueltos a experimentarla por nosotros mismos.

El ascenso por terreno llano comenzó sin dificultad, pero luego de unos minutos el sendero se fue tornando más y más empinado. Tanto, que teníamos que subir en zigzag. Podíamos ver nuestro destino allá arriba: un antiguo búnker construido como mirador a principios del siglo XX, ahora un destino popular entre los senderistas. Como a la mitad del ascenso, mi hijo menor se quedó sin aliento; después de todo, ni siquiera había cumplido los dos años, yo estaba asombrado de que hubiera llegado tan lejos. En ese punto tuvimos que tomar una decisión: volver atrás o cargarlo en brazos el resto del camino. Elegimos cargarlo, así que lo senté sobre mis hombros. Cuando alcanzamos la cima yo estaba agotado, pero recordé que nuestro Padre celestial está listo para cargarnos cuando pasamos por dificultades.

No importa qué suceda hoy, recuerda que Dios está contigo a cada paso del camino, y que durante los momentos más difíciles él te llevará en brazos. "Como un pastor que cuida su rebaño, recoge los corderos en sus brazos; los lleva junto a su pecho, y guía con cuidado a las recién paridas” (Isaías 40:11, NVI).

April 17, 2019 10:00 AM PDT

HIJAS DEL REY

Devoción Matutina Para Mujeres 2019

Narrado por: Alba Charris

Desde: Colombia

Una cortesía de DR'Ministries y Canaan Seventh-Day Adventist Church

Escríbenos a: mujeres@appdevocionmatutina.com

 

18 DE ABRIL

MUJERES JUNTO A LA CRUZ

MADRE SUFRIENTE

Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo. Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Juan 19:26, 27.

La madre de Jesús, sostenida por el amado discípulo Juan, había seguido las pisadas de su Hijo hasta el Calvario. Le había visto desmayar bajo la carga de la cruz, y había anhelado sostener con su mano la cabeza herida y bañar la frente que una vez se reclinara en su seno. Pero se le había negado este triste privilegio... Su corazón volvió a desfallecer al recordar las palabras con que Jesús había predicho las mismas escenas que estaban ocurriendo... ¿Debería ella renunciar a su fe de que Jesús era el Mesías? ¿Tendría ella que presenciar su oprobio y pesar sin tener siquiera el privilegio de servirle en su angustia? Vio sus manos extendidas sobre la cruz; se trajeron el martillo y los clavos, y mientras estos se hundían a través de la tierna carne, los afligidos discípulos apartaron de la cruel escena el cuerpo desfalleciente de la madre de Jesús.

Los ojos de Jesús recorrieron la multitud que se había reunido para presenciar su muerte. Allí, al pie de la cruz, estaba Juan sosteniendo a María, su madre. Había venido a esa terrible escena, porque no podía continuar alejada de su Hijo. Y la última lección que Jesús enseñó, estuvo relacionada al amor filial. Mirando primeramente el rostro angustiado de su madre y después el de Juan, le dijo a la primera: “Mujer, he ahí tu hijo”; y al discípulo: “He ahí tu madre” (Juan 19:26-27).

Juan entendió perfectamente las palabras de Jesús y la misión sagrada que este le había confiado. Inmediatamente retiró a la madre de Cristo de la angustiosa escena del Calvario. Y desde aquella hora cuidó de ella llevándola a su propio hogar y prodigándole los cuidados de un hijo amante.

¡Qué misericordioso Salvador! En medio de su sufrimiento físico y su angustia mental, tuvo un pensamiento tierno y cuidadoso hacia la madre que lo había traído al mundo. No tenía dinero que ofrecerle para asegurar su futuro, pero la confió al cuidado de su amado discípulo, quien la aceptó como un sagrado legado. Este pedido resultaría en gran bendición para Juan, ya que le recordaría constantemente a su amado Maestro. -Elena G. de White, HD, 55, 56

April 17, 2019 10:00 AM PDT

VOLANDO ALTO

Devoción Matutina para Jóvenes 2019

Narrado por: Daniel Ramos

Desde: Connecticut, Estados Unidos

Una cortesía de DR'Ministries y Canaan Seventh-Day Adventist Church

Escríbenos a: jovenes@appdevocionmatutina.com

 

18 DE ABRIL

REDENCIÓN

Uno de los soldados le traspasó el costado con una lanza, y al momento salió sangre y agua. Juan 19:34 (LBLA).

En 1986, una mujer de 44 años fue internada en el Hospital General de Massachusetts, Estados Unidos, porque sintió un dolor intenso en el pecho que se irradiaba hacia su brazo izquierdo. Es un signo de ataque cardíaco, pero la mujer no sufría de cardiopatías. Parecía un ataque al corazón, pero no lo era.

Al describir el extraño caso en la revista New England Journal of Medicine, Thomas Ryan y John Fallon sugirieron que la causa aparente del daño que había sufrido el músculo cardíaco era de origen emocional. Ese día la mujer se había enterado que su hijo de 17 años se había suicidado.

¿Es posible que la mujer haya sufrido de corazón roto? Si bien el caso fue una sorpresa para los doctores de Massachusetts, no fue una novedad para otros. En la década de 1990, unos investigadores japoneses acuñaron el término “cardiomiopatía takotsubo” para describir un aparente ataque cardíaco inducido por el estrés. Se llamó de esa manera porque la dilatación del ventrículo izquierdo característica de este tipo de cardiomiopatías hace acordar a un tipo de bote pesquero llamado takotsubo, utilizado para atrapar pulpos. No fue hasta el año 2005 que la medicina empezó a tomar nota de las emociones como desencadenante de problemas fisiológicos. Ese año se acuñó en la literatura médica el concepto de cardiomiopatía por estrés, a pesar de que varios médicos aún preferían llamarla takotsubo, o alternativamente "el síndrome del corazón roto".

Así que hay efectos directos y cuantificables que las emociones pueden tener en nuestro cuerpo, y que incluso pueden conducir a una catástrofe cuando las cosas van a peor.

Hace veinte siglos, el corazón más amoroso sufrió la presión más horrenda. El estrés del juicio final lo llevó al colapso, y cuando hirieron el cadáver en el costado, salió sangre y agua. Era el corazón de Jesús, muerto de angustia porque su Padre celestial, con quien había estado unido por la eternidad, se separó de él para dejarlo morir por tu salvación y por la de todos.

April 17, 2019 10:00 AM PDT

NUESTRA ESPERANZA

Devoción Matutina Para Adultos 2019

Narrado por: Merari Medina

Desde: New York, Estados Unidos

Una cortesía de DR'Ministries y Canaan Seventh-Day Adventist Church

Escríbenos a: adultos@appdevocionmatutina.com

 

18 DE ABRIL

TRES RAZONES PARA LA CRUZ

"Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios" (1 Corintios 1:18).

 

El sacrificio de Cristo es la base de nuestra fe. Después de todo, la "iglesia histórica de la Tierra y la iglesia redimida del Cielo tendrán su centro en la cruz del Calvario" (Testimonios para los ministros, p. 446). Pero, ¿por qué Jesús decidió morir? Según el teólogo Wilson Barba, hay por lo menos tres razones para ello.

Primero, él murió para cumplir las profecías bíblicas. Cuando Pedro intentó librar a Jesús de sus perseguidores, fue reprendido con la respuesta: "¿Pero cómo entonces se cumplirían las Escrituras, de que es necesario que así se haga?" (Mat. 26:54). Las profecías detallaron su muerte (Isa. 53:1-8), mostrando que no se le rompería ningún hueso (Éxo. 12:46), que echarían suertes sobre sus ropas (Sal. 22:18) y que sus asesinos verían a aquel que traspasaron (Zac. 12:10).

Jesús murió también para expulsar a Satanás. La Biblia habla de dos expulsiones del enemigo: la física y la moral. La primera ocurrió cuando fue expulsado del cielo (Apoc.12:7-9), y la segunda en la cruz (Juan 12:32). Satanás provocó la muerte del Hijo de Dios (Juan 8:44), pero fue desenmascarado, y se lo despojó de simpatía y credibilidad ante todo el universo.

La muerte de Jesús también tuvo lugar por la necesidad de un Salvador y Sustituto. Por el pecado de un solo hombre, la muerte entró en el mundo (Rom. 5:12). Por eso, todos deberíamos morir eternamente, para extinguir su maldición. Sin embargo, Dios reveló su inmenso amor "para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16).

La muerte de Jesús fue una decisión espontánea de él (Juan 10:17, 18). Además, hombres malos lo condenaron a muerte (Mat. 27:1). Tanto la voluntad de Jesús para entregar su propia vida, como la voluntad de los impíos líderes políticos y religiosos para matarlo, se unieron para que la suprema voluntad divina se cumpliera; es decir, para pagar el precio eterno de nuestra libertad. Condenados por nuestros pecados, la única salida que nos quedaba era que Cristo se sometiera a la injusta condenación a la que se expuso para garantizar nuestra plena absolución.

Jesús no fue forzado a morir por nuestros pecados. Él cumplió su palabra, venció al enemigo y tomó nuestro lugar. Hizo todo eso por un amor sublime e inexplicable.

¿Cuál será tu reacción frente a tan grande salvación?

April 16, 2019 10:00 AM PDT

NOTAS DE ELENA

Material complementario de la escuela Sabática para adultos

Narrado por: Patty Cuyan

Desde: California, USA

Una cortesía de DR'Ministries y Canaan Seventh-Day Adventist Church

Escríbenos a: patty.cuyan@gmail.com

 

17 DE ABRIL

PREPARACION PARA LA VEJEZ

La infinita misericordia y el amor de Jesús, el sacrificio hecho en nuestro favor, demandan de nosotros Ia más seria y solemne reflexión. Debemos espaciarnos en el carácter de nuestro querido Redentor e Intercesor. Debemos meditar en Ia misión de Aquel que vino a salvar a su pueblo de sus pecados. Cuando contemplemos así los asuntos celestiales, nuestra fe y amor serán más fuertes y nuestras oraciones más aceptables a Dios, porque se elevarán acompañadas de más fe y amor. Serán inteligentes y fervorosas. Habrá una confianza constante en Jesús y una experiencia viva y diaria en su poder de salvar completamente a todos los que van a Dios por medio de él.

Mientras meditemos en Ia perfección del Salvador desearemos ser enteramente transformados y renovados conforme a Ia imagen de su pureza. Nuestra alma tendrá hambre y sed de llegar a ser como Aquel a quien adoramos. Cuanto más concentremos nuestros pensamientos en Cristo, mas hablaremos de él a otros y mejor le representaremos ante el mundo (El camino a Cristo, p. 89).

Si queremos desarrollar un carácter que Dios pueda aceptar, debemos formar hábitos correctos en nuestra vida religiosa. La oración diaria es algo esencial para el crecimiento en Ia gracia, aun para Ia vida espiritual misma, como lo es el alimento temporal para el bienestar físico. Debemos acostumbrarnos a elevar los pensamientos a menudo a Dios en oraci6n. Si Ia mente vagabundea, debemos volverla de nuevo; por un esfuerzo perseverante, el hábito por fin se impone como algo fácil. No podemos, por un solo momento, separarnos de Cristo con seguridad. Podemos tener su presencia para asistirnos en cada uno de nuestros pasos, pero únicamente al observar las condiciones que el mismo ha establecido.

La religión debe convertirse en Ia gran ocupación de Ia vida. Cualquier otra cosa debe ser considerada como subordinada. Todas nuestras facultades, nuestra alma, cuerpo y espíritu, deben empeñarse en La guerra cristiana. Debemos mirar a Cristo para obtener fortaleza y gracia, y ganaremos la victoria tan seguramente como lo hizo Jesús por nosotros (La edificación del carácter, p. 92).

Jesús [dice]: Así como me confesasteis delante de los hombres, os confesaré delante de Dios y de los santos ángeles. Habéis de ser mis testigos en Ia tierra, conductos por los cuales pueda fluir mi gracia para sanar al mundo. Así también seré vuestro representante en el cielo. El Padre no considera vuestro carácter deficiente, sino que os ve revestidos de mi perfección. Soy el medio por el cual os llegaran las bendiciones del Cielo. Todo aquel que me confiesa participando de mi sacrificio por los perdidos, era confesado como participante en Ia gloria y en el gozo de los redimidos.

El que quiera confesar a Cristo debe tener a Cristo en sí. No puede comunicar lo que no recibió. Los discípulos podían hablar fácilmente de las doctrinas, podían repetir las palabra de Cristo mismo; pero a menos que poseyeran una mansedumbre y un amor como los de Cristo, no le estaban confesando ...

La misión de los siervos de Cristo es un alto honor y un cometido sagrado (El Deseado de todas las gentes, pp. 323, 324).

April 16, 2019 10:00 AM PDT

PREGUNTAS GRANDES Y PEQUEÑAS

Devoción Matutina Para Menores 2019

Narrado por: Linda Rumrrill

Desde: Gran Canaria, España

Una cortesía de DR'Ministries y Canaan Seventh-D7ay Adventist Church

Escríbenos a: menores@appdevocionmatutina.com

 

17 DE ABRIL

¿CUÁNTO MIDE LA PERSONA MÁS ALTA DEL MUNDO?

«¡Nada podrá separarnos del amor que Dios nos ha mostrado en Cristo Jesús nuestro Señor!». Romanos 8:39

Sultán Kösen es el hombre más alto del mundo, según el libro Guinness de los récords. ¿Sabes cuánto mide? Nada más y nada menos que 2.51 metros. Nació en Turquía. Una vez, un entrenador de baloncesto lo vio en su pueblo, y quiso que fuera jugador de baloncesto. Pero resultó que, por ser demasiado alto, el cuerpo de Sultán no estaba bien como para dedicarse al deporte profesional. Tenía problemas que se lo impedían. Si buscas su nombre en Internet, podrás ver fotos divertidas de él con niños de tu misma edad. Se ve que Sultán es un tipo extraordinario.

Para algunas personas, la altura es un problema; pero para Adán y Eva no lo fue. Ellos eran muy altos, y Dios los hizo así para que cuidaran bien de todos los animales que vivían en el huerto del Edén. Seguramente a las jirafas y a los elefantes los podían acariciar sin necesidad de una escalera.

Otras personas quieren ser más altas de lo que son, para sentirse más lindas o más especiales. Pero eso no es bueno. Lo bueno es aceptarnos tal como Dios nos ha hecho, y querernos a nosotros mismos porque somos muy valiosos. «Ni lo más alto, ni lo más profundo, ni ninguna otra de las cosas creadas por Dios. ¡Nada podrá separarnos del amor que Dios nos ha mostrado en Cristo Jesús nuestro Señor!» (Romanos 8:39).

Desafío: Dibuja a Adán y a Eva en comparación con nuestra altura.

loading more... Loader
 
x

take it with you


Iphone_trans Listening to podcasts on your mobile devices is extremely convenient -- and it's what makes the podcasting medium so powerful.

You can take your favorite shows and mixes with you anywhere, but to do so requires some quick and simple steps.

Let's walk you through that process together.
step 1:


Click the "Subscribe With iTunes" link in the page's sidebar:

Subscribe_with_itunes

This will require that you have the iTunes software on your computer.

(You can download iTunes here.)
step 2:
Itunes_ss

Now that you've subscribed to the podcast on iTunes, the feed will display in your "Podcasts" section on the left navigation bar.

Click there and you'll see the show displayed in the iTunes browser.

You can "get all" to download all available episodes or just individual episodes.
step 3:


Plug your mobile device (iPhone, iPad, iPod) into your computer with the Dock Connector cable, and click the device in iTunes's left navigation bar.

Itunes_ss2

Once you have your device highlighted, click "Podcasts" in the top navigation bar and sync the podcasts you want on your device. Click "apply" and the episodes you have downloaded on your iTunes software will sync with your device.
that's it!

The beauty of this process is that now, every new episode of your subscribed podcasts will automatically sync to your device every time you plug it in and open iTunes. You can now take your favorite shows with you everywhere you go.

Enjoy!
done!
x

share this podcast


Email a friend about this podcast
x

subscribe to this podcast

Rss-icon RSS
Itunes-icon iTunes